El plumero educativo de Podemos

El plumero educativo de Podemos
0 comments, 01/12/2014, by , in Educación

Podemos tener un país donde no haya libertad de enseñanza, donde sólo exista una escuela estatal con la ideología política del gobierno de turno, en lugar de una pluralidad de centros donde las familias puedan elegir el que consideren más adecuado para educar a sus hijos conforme a sus convicciones filosóficas, religiosas, morales o pedagógicas.

Podemos tener una escuela estatal gratuita y una escuela concertada que sólo podrán pagar las familias con suficientes ingresos, así se impedirá que las familias con menores rentas puedan acceder a estos colegios.

Podemos impedir que haya colegios cuyos titulares sean órdenes religiosas, aunque muchos padres quieran llevar a sus hijos para que se eduquen en ellas conforme a su ideario católico.

Podemos ir en contra de la tendencia de países con una democracia más consolidada como EEUU, impidiendo que existan colegios sólo de chicos o de chicas (educación diferenciada), aunque muchas familias quieran esa educación para sus hijos.

Podemos cerrar los 5.5oo colegios concertados y despedir a 190.000 profesores y dejar sin escolarizar a 2 millones de alumnos, aunque los colegios públicos no tengan capacidad para acoger a todos estos alumnos inmediatamente.

Podemos utilizar el dinero público que procede de los impuestos de todos nosotros y destinarlo sólo para financiar la enseñanza de los colegios estatales en lugar de aplicarlo a conseguir también la gratuidad de la enseñanza de los colegios concertados que muchos elegimos para nuestros hijos. 

Podemos callarnos mansamente y permitir la pérdida del derecho fundamental que constituye la libertad de enseñanza y la consiguiente elección de centro para nuestros hijos y, además, seguir pagando sin protestar nuestros impuestos.

Si queremos perder estos derechos y libertades podemos votar al partido de Podemos. Sin embargo, muchos no podemos votar a Podemos porque no queremos ser cómplices de una dictadura ideológica que imponga sus convicciones a nuestros hijos y, porque defendemos para todas las familias de este país la libertad y la pluralidad de centros para conseguir una enseñanza de calidad en libertad y la misma igualdad de trato –la gratuidad-, tanto para los alumnos escolarizados en colegios públicos como concertados.

Podemos trabajar por el enfrentamiento, por la división cainita (buenos-malos; derecha-izquierda; público-concertado; religioso-laico) pero preferimos respetar la diversidad y pluralidad de pensamiento construyendo puentes en lugar de derribarlos, generando sociedad crítica en lugar de muchedumbres pastoreadas por iluminados.

Luis Carbonel

About concapa

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *